Aviso de Cookies

Este sitio web deposita cookies propias y de terceros en los dispositivos para que el sitio web funcione mejor y para ayudarnos a nosotros y a nuestros socios a comprender cómo usa nuestra página para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. El uso adicional de este sitio (haciendo clic, navegando, desplazándose) o la eliminación de esta nota de cookie se considera consentimiento para la aplicación y el uso de cookies. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, clique aquí

Cookies necesarias
Estas cookies son necesarias para el funcionamiento básico de oetker.es.
Necesarias y de rendimiento
Las cookies de rendimiento ayudan a analizar el uso de oetker.es para que podamos medir y mejorar continuamente la calidad de la web.
Necesarias, de rendimiento y de Márketing y terceros
Las cookies de Márketing y terceros nos ayudan a mosrar contenido personalizado de oetker.es en otras plataformas.

Gelatina de Frutos Rojos

El postre perfecto para el verano: ligero, fácil y natural.

8 raciones

Nivel medio 20 Minutos

Instrucciones

Instrucciones

Para la receta Gelatina de Frutos Rojos

Utensilios:

Cuencos
cazo
Tamiz
Molde de 1 l de capacidad

Para la Gelatina:

500 g arándanos (o frutos rojos)
60 g azúcar
600 ml agua
1 paquete de Gelatina en láminas Dr. Oetker

preparation

Preparación

Antes de empezar

1

Colocar las 12 hojas de Gelatina en Láminas Dr. Oetker en un cuenco con agua fría. Dejar reposar 10’.

Para la Gelatina

2

Colocar en un cazo los frutos rojos, el azúcar y el agua.

3

Llevar a fuego medio  y calentar durante 10’, hasta que el agua tome el color de la fruta y el azúcar se haya disuelto, pero sin que la preparación rompa hervor.

4

Retirar del fuego y pasar la mezcla por un tamiz para dejar el líquido por un lado y la fruta por otro. Reservar la fruta.

5

Escurrir las hojas de gelatina en remojo e incorporar en el líquido caliente, mezclando hasta disolver.

6

Verter el líquido en el molde y llevar a la nevera por 30’.

7

Transcurrido ese tiempo, retirar el molde de la nevera e incorporar la fruta. De esta manera logramos que la fruta quede suspendida en la gelatina.

8

Regresar el molde a la nevera durante 1 hora más, hasta que la gelatina haya cuajado por completo.

Desmoldar

9

Preparar un cuenco lo suficientemente grande para que quepa el molde con la gelatina.

10

Llenar el cuenco de agua caliente, pero que no esté hirviendo.

11

Tener a mano el plato donde serviremos la gelatina.

12

Retirar la gelatina de la nevera y sumergir durante 10 segundos dentro del cuenco con agua caliente. Retirar y mover el molde para que la gelatina se suelte de los bordes.

13

Colocar el plato invertido sobre el molde de la gelatina y darle la vuelta presionando bien.

14

Una vez escuchamos que la gelatina cae sobre el plato, retirar el molde y llevar la gelatina a la nevera hasta el momento de servir.

Productos utilizados Dr. Oetker

Para más información clicar en el producto