Aviso de Cookies

Este sitio web deposita cookies propias y de terceros en los dispositivos para que el sitio web funcione mejor y para ayudarnos a nosotros y a nuestros socios a comprender cómo usa nuestra página para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. El uso adicional de este sitio (haciendo clic, navegando, desplazándose) o la eliminación de esta nota de cookie se considera consentimiento para la aplicación y el uso de cookies. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, clique aquí

Cookies necesarias
Estas cookies son necesarias para el funcionamiento básico de oetker.es.
Necesarias y de rendimiento
Las cookies de rendimiento ayudan a analizar el uso de oetker.es para que podamos medir y mejorar continuamente la calidad de la web.
Necesarias, de rendimiento y de Márketing y terceros
Las cookies de Márketing y terceros nos ayudan a mosrar contenido personalizado de oetker.es en otras plataformas.
Aviso de Cookies

Este sitio web deposita cookies propias y de terceros en los dispositivos para que el sitio web funcione mejor y para ayudarnos a nosotros y a nuestros socios a comprender cómo usa nuestra página para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. El uso adicional de este sitio (haciendo clic, navegando, desplazándose) o la eliminación de esta nota de cookie se considera consentimiento para la aplicación y el uso de cookies. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, clique aquí

Cookies necesarias
Estas cookies son necesarias para el funcionamiento básico de oetker.es.
Necesarias y de rendimiento
Las cookies de rendimiento ayudan a analizar el uso de oetker.es para que podamos medir y mejorar continuamente la calidad de la web.
Necesarias, de rendimiento y de Márketing y terceros
Las cookies de Márketing y terceros nos ayudan a mosrar contenido personalizado de oetker.es en otras plataformas.

¡Todo lo que quieras saber sobre crêpes y tortitas!

Ideas para nuevas recetas, trucos, ingredientes sustitutivos, ¡y mucho más!

Tortitas y crêpes son las favoritas del desayuno, pero existen tantas recetas y versiones que muchas veces es difícil saber de cuál puede uno fiarse. Aunque ambas tienen una base similar, tanto la composición de sus ingredientes, como la forma de hacerlas y también de comerlas, es diferente.

En Dr.Oetker queremos darte todas las herramientas necesarias para que lo más complicado de hacer crêpes y tortitas para desayunar, sea levantarse de la cama. En esta guía encontrarás todos los consejos y recomendaciones que te convertirán en un experto del desayuno. 

Sigue nuestra receta de Crêpes con Nocilla ¡y obtén unos crêpes excelentes!

Diferencias entre crêpes y tortitas

Los ingredientes de la masa son prácticamente iguales, pero las diferentes proporciones y la forma de cocinarlas las convierte en elaboraciones realmente distintas. De hecho, aparecieron de forma independiente en distintos lugares del mundo, y ambas se han convertido en recetas icono de ambos países, Francia y Reino Unido.
 

Las diferencias más elementales entre crêpes y tortitas son:

Crêpes

  • Finas
  • Diámetro grande
  • Sin levadura
  • Masa más líquida
  • Plegada con el relleno dentro

 

Tortitas

  • Gruesas
  • Diámetro pequeño
  • Con levadura o bicarbonato
  • Masa más densa
  • Relleno sobre las tortitas o en la masa

En común

Aunque se trata de recetas diferentes con orígenes distintos, las crêpes y las tortitas tienen mucho en común. Más adelante desarrollaremos cada una de las recetas y hablaremos de ellas de forma separada.

1. Ingredientes base

Para elaborar ambas recetas se utilizan los siguientes ingredientes: harina, huevos, leche, sal, aceite o mantequilla, levadura (sólo tortitas). 

Ingredientes extra en la masa:

Para darle sabor y un toque diferente a nuestras crêpes y tortitas se le puede añadir a la masa otros ingredientes: azúcar, especias, vainilla, hierbas, espinacas, remolacha...

2. Utensilios

Aunque se trata de recetas muy sencillas, siempre es importante tener los utensilios adecuados. ¡Así nos aseguramos de que salgan perfectas!

  • Bol grande: para hacer la masa.
  • Varillas manuales: es el mejor utensilio para mezclar los ingredientes de la masa. 
  • Espátula: a la hora de darle la vuelta a las tortitas y crêpes te será mucho más fácil con una espátula plana y ancha. 
  • Sartén plana antiadherente: aunque no tengas una crepera, con una sartén plana grande puedes cocinar tus crepes sin problema. Al ser antiadherente no tendrás ningún problema al darles la vuelta.
  • Cucharón o cazo: para verter la masa de forma cómoda. Usando el cucharón se vierte siempre la misma cantidad de masa y quedaran todas iguales.

3. Errores comunes

 ¿Os ocurre que a veces seguís una receta al pie de la letra y acabáis con un resultado completamente diferente al de la foto? Hay errores muy comunes que no suelen venir especificados en las recetas y que suelen ser los causantes del fallo. A continuación te explicamos seis errores comunes y cómo evitarlos a la hora de cocinar tortitas y crêpes.

  • No pesar los ingredientes: Ya habéis visto como las tortitas y las crêpes tienen los mismos ingredientes, solo que en distintas cantidades. No pesar los ingredientes de la masa puede hacer que queriendo hacer tortitas, nos salgan crêpes y viceversa. Es importante pesar cada uno de los ingredientes. La mejor manera de hacerlo es preparando la mise en place. Esto consiste en medir todos los ingredientes por separado y tenerlos preparados en boles o recipientes antes de empezar la receta. De esta forma, te aseguras de tener la cantidad suficiente de cada ingrediente antes de empezar a cocinar.
  • No mezclar suficiente los ingredientes o pasarse batiendo la mezcla: para elaborar las crêpes es importante evitar que queden grumos de harina en la masa. Para ello te recomendamos tamizar la harina y mezclar enérgicamente con las varillas hasta que no quede ningún grumo. La masa de tortitas, en cambio, no debe batirse demasiado. Es preferible que queden algunos grumos que se disolverán al cocinar las tortitas, que batir en exceso, ya que se quedarían unas tortitas chiclosas.
  • No dejar reposar la masa o dejarla demasiado tiempo: la masa de crêpes necesitan al menos media hora de reposo; sin embargo, la de las tortitas debe cocinarse unos 5 minutos después de hacerse, ya que lleva levadura química.
  • Darles la vuelta antes de tiempo: darles la vuelta a las crêpes y tortitas antes de tiempo es un error muy común. Las tortitas no quedarán esponjosas y las crêpes estarán crudas y se quedarán pegadas a la sartén, rompiéndose. ¿Cuándo darles la vuelta? Cuando la superficie de la tortita empieza a llenarse de agujeros y la parte de abajo está dorada/tostada es el momento de darles la vuelta. En la crêpe, cuando los bordes se doran y se desprenden con facilidad.
  • Sartén demasiado caliente o demasiado fría: lo mejor es poner el fuego medio alto y esperar a que se caliente la sartén para verter la masa. Si echamos la masa sobre una sartén muy fría se quedará cruda; y si está demasiado caliente, se quemará la base antes de cocinarse el centro. 
  • Verter demasiada masa en la sartén: las crêpes son masas finas, por lo que poner la cantidad de masa correcta es importante. Vierte un cucharón y extiende inmediatamente la masa levantando la sartén. Las tortitas no deben de ser de diámetro muy grande, por lo que verter la masa poco a poco te ayudará a controlar la cantidad que echas.  

Crêpes

Las crêpes son originarias de la región francesa de Bretaña. Aunque actualmente es una receta extendida mundialmente, en Francia, sigue consumiéndose como plato tradicional. Los franceses distinguen dos tipos: las crêpes, elaboradas con harina de trigo y normalmente con relleno dulce; y las galettes, hechas con harina de trigo sarraceno y rellenas de ingredientes salados.

En Francia incluso celebran el Día de la Crêpe. El 2 de febrero, durante la fiesta de la Candelaria, es tradición cocinar y comer crêpes.

1. Cómo hacer crêpes. Elaboración / Trucos

 

Se trata de una receta muy sencilla, sin embargo, teniendo en cuenta los trucos que vamos a darte, cada vez que las hagas te saldrán impecables. Coge un lápiz y toma nota, ¡nunca había sido tan fácil hacer unas crêpes perfectas!

 

  • Textura ideal de la masa: al terminar de mezclar la masa debe quedar de una consistencia líquida, pero con algo de densidad. Más líquida que la masa de un batido. Al cogerla con una cuchara debe fluir sin dificultad y si pasas un dedo por el revés de la cuchara tiene que quedarse el surco.
  • Deja reposar la masa: es importante que una vez todos los ingredientes estén integrados en la masa, la dejes reposar como mínimo media hora. De esta manera consigues relajar toda la tensión de la masa y no se contraerá cuando la viertas sobre la sartén; desaparecen las burbujas de aire incorporadas en el mezclado y la harina termina de hidratarse. 
  • Unta la sartén con un papel de cocina: en vez de echar un chorro de aceite sobre la sartén antes de verter la masa, coge un papel y pon un poco de aceite, pasa este papel por la superficie de la sartén. Puedes pasar el papel cada vez que hagas una tortita. Conseguirás que no se te pegue sin freír la masa.
  • Utiliza una espátula o lengua para darle la vuelta: ayudándote de una espátula o una lengua levanta la crêpe y dale la vuelta con rapidez. Evita utilizar tenedores o cuchillos para no romper la masa.
  • Cuándo darle la vuelta: el momento correcto para darle la vuelta es cuando la crêpe empieza a llenarse de agujeros en la superficie, la base está dorada, incluso algo tostada y los bordes se desprenden fácilmente.
  • Prepara bien el relleno: antes de poner la masa en la sartén deberías tener los ingredientes para el relleno listos.
  • Si es un sofrito, verduras salteadas, pollo, etc, hazlo con anterioridad.
  • Corta el queso en láminas para colocarlo sobre la crêpe mientras se hace en la sartén.
  • Cuando le des la vuelta a la crêpe, coloca el relleno para que se caliente mientras se termina de cocinar.  

 

2. Ingredientes sustitutos de la masa

En caso de intolerancias o preferencias dietéticas específicas te proponemos algunas alternativas a los ingredientes de las crêpes. También puedes tenerlas en cuenta por si alguna vez te falta alguno de ellos en casa.

  • Harina: en vez de harina de trigo blanca puedes utilizar harina de trigo integral o harina de espelta.  La harina de sarraceno es apta para celíacos. Es importante añadir un poco más de leche en caso de usar estas harinas, ya que absorben más líquido.
  • Leche de vaca: para sustituir la leche de vaca por una opción vegana se puede utilizar la misma cantidad de una bebida vegetal (avena, soja, almendra).
  • Huevos: para hacer la versión vegana de las crêpes se puede prescindir de los huevos, echando algo más de masa en la sartén y dejándolas más rato por cada lado. También se puede hacer una mezcla de 1 cucharada de lino molido y 3 de agua para usar como huevo vegano.

3. Rellenos

Una vez controlas cómo hacer las crêpes es el relleno el que realmente marca la diferencia. En este momento puedes dar rienda suelta a tu creatividad, jugar con los ingredientes que tienes en casa y probar combinaciones distintas. Nosotros te damos algunos trucos y versiones dulces y saladas de las crêpes.

Cuando el relleno sea frío, haz las crêpes y rellenalas en el plato una vez hechas. Si quieres el relleno caliente, con queso fundido, chocolate fundido, etc. te recomendamos que una vez le des la vuelta, coloques el relleno. De esta manera, mientras se termina de cocinar la crêpe, los ingredientes se funden y calientan.

Puedes darle sabor a la masa añadiendo algunos ingredientes como un puñado de espinacas frescas; 50g de remolacha cocida; especias como curry, orégano, cacao en polvo, azúcar, un poco de miel, vainilla… Le aportará color y sabor a tus crêpes y el resultado final será muy original.

Rellenos dulces:

  • Chocolate, fresas cortadas en láminas, una cucharada de nata montada.
  • Crema de cacahuete, plátano en rodajas, chocolate negro picado.
  • Compota de manzana, avellanas picadas, yogur griego.
  • Queso fresco batido, confitura de arándanos, miel.
  • Requesón, higos frescos, nueces picadas.
  • Mantequilla, zumo de limón y azúcar.

Rellenos salados:

  • Queso crema, salmón ahumado, espinacas frescas y ralladura de limón.
  • Queso emmental, espárragos verdes a la plancha y huevo poché.
  • Queso gruyere, jamón cocido y sofrito de champiñones y cebolla.
  • Queso de cabra, nueces, espinacas.
  • Rúcula, tomates cherrys, mozzarella y pesto.
  • Ratatouille y queso camembert. 

Existen otras opciones muy originales para presentar tus crêpes. Puedes preparar una tarta de mil capas o hacer bolsitas rellenas de fruta, aquí te dejamos algunas recetas para completar tu repertorio de recetas con crêpes:

Tortitas o Pancakes

Preparar tortitas en casa es un pequeño placer que podemos permitirnos algunos sábados y domingos, que alegra las mañanas y saca las primeras sonrisas del día.

Existen diferentes versiones del llamado pancake y sus orígenes son muy ambiguos. Dependiendo del lugar donde nos encontremos la tortita adquiere una forma más o menos fina, pequeña o grande, esponjosa o flexible…  Sin embargo, las american pancakes, el referente del comfort food estadounidense y de los desayunos de película, son las que actualmente han conquistado casi todas las mesas del mundo.

1. Diferencias con las crêpes

Ya os hemos contado que, pese a tener los mismos ingredientes, se trata de elaboraciones diferentes. Las principales diferencias son las siguientes:

  • Más proporción de harina: da lugar a una masa más espesa, más abizcochada.
  • Mantequilla fundida o aceite en la masa: le aporta elasticidad y humedad a la masa dando lugar a tortitas mucho más tiernas y flexibles.
  • La levadura química es el ingrediente que le da esponjosidad y volumen a las tortitas. Crea las burbujas de aire de la masa que tanto las diferencian.

 

2. Cómo hacer tortitas. Elaboración / Trucos

Queremos compartir contigo algunos consejos para que tus tortitas asciendan al nivel de profesional. Simplemente se trata de tener en cuenta algunos detalles y seguir los pasos pasos y antes de que te des cuenta serás un maestro del icono del desayuno americano.

  • Deja reposar la masa: tan sólo 5 minutos. Es importante dejar un poco de tiempo después de mezclar los ingredientes para que la masa se relaje, pero no demasiado, si no se pierde el efecto gasificante de la levadura/bicarbonato.
  • La textura de la masa debe de ser más densa que la de las crêpes, pero todavía algo fluida. Dependiendo de la receta que uses será más o menos espesa, pero se parecerá a la masa de un bizcocho.
  • Para que queden redondas vierte la masa sin mover el cucharón. De esta forma la masa se extiende uniforme en todas las direcciones. Puedes utilizar un cucharón de helados para poner la misma cantidad de masa en cada tortita.
  • Da la vuelta a la tortita cuando se formen agujeros por toda la superficie.
  • Toca la tortita únicamente para darle la vuelta, no la chafes ni la muevas por la sartén.
  • Puedes añadirle yogur a la masa para que queden mucho más jugosas y tiernas. Retira una parte de leche de la receta original y substituye por yogur, te sorprenderá el resultado.

 

En caso de querer sustituir alguno de los ingredientes por otros vegetales, puedes seguir la misma guía de ingredientes sustitutivos que te proponemos en el apartado de las crepês.

3. Rellenos y toppings

La parte favorita de todos es el momento de elegir los toppings con los que acompañar nuestras tortitas. Las opciones son casi infinitas y podéis jugar con el relleno o toppings, dulce o salado, caliente o frío.

 

Dentro de la masa: puedes añadir ingredientes a la masa para que le den sabor y textura. Elige dulce o salado según te levantes por la mañana:

  • Rellenos salados: escoge ingredientes que se fundan como el queso rallado, pon dados de jamón o bacon o pon a la masa especias (curry, orégano, tomillo, pimentón…). También puedes triturar medio vaso de espinaca cruda, remolacha cocida o calabaza asada y echarlo a la masa así le dará color y sabor.
  • Rellenos dulces: las chips de chocolate son siempre un acierto, pero también se le pueden añadir arándanos u otros trozos de fruta, mermelada, crema de avellanas, dulce de leche, cacao en polvo, aroma de vainilla y hasta sprinkles de colores.

 

Sobre la masa: al igual que con las crêpes, puedes innovar y probar combinaciones nuevas o aferrarte a los clásicos, ¡tú eliges!

  • Salados:

- Queso crema, salmón ahumado, canónigos y pepinillos.

- Aguacate, rúcula y huevo poché.

- Bacon y sirope de arce.

- Sofrito de cebollino y cebolleta con creme fraiche.

  • Dulces:

- Crema de cacahuete, plátano a la plancha y pepitas de chocolate negro.

- Arándanos, yogur griego y miel.

- Requesón, fresas y nueces.

- Yogur griego, compota de manzana y crema de avellanas.

- Crema de chocolate y avellanas, avellanas picadas y frambuesas.

Dr. Oetker Crêpes Shaker

Cocinar es un placer y presentar unas tortitas o crêpes perfectas sobre la mesa, también. Sin embargo, sabemos que a veces puede costar un poco, sobre todo a determinadas horas de la mañana. Para momentos en los que no te apetezca complicarte mucho, pero sí desayunar de lujo, puedes utilizar nuestro Dr. Oetker Crepes Shaker y preparar tus tortitas y crêpes de desayuno de forma muy fácil.

Simplemente echando leche en el recipiente y agitando con fuerza tendrás la masa lista. Ya sólo queda combinarla con tus ingredientes favoritos. Es una opción perfecta si no tienes los ingredientes de la receta o para salir airoso de un apuro culinario. Además el envase permite conservar la masa 2 días en la nevera, así que si te sobró un poquito la puedes disfrutar de nuevo al día siguiente!