Aviso de Cookies

Este sitio web deposita cookies propias y de terceros en los dispositivos para que el sitio web funcione mejor y para ayudarnos a nosotros y a nuestros socios a comprender cómo usa nuestra página mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. El uso adicional de este sitio (haciendo clic, navegando, desplazándose) o la eliminación de esta nota de cookie se considera consentimiento para la aplicación y el uso de cookies. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, clique aquí  visite nuestra política de privacidadcookies.

Cookies necesarias
Estas cookies son necesarias para el funcionamiento básico de oetker.es.
Necesarias y de rendimiento
Las cookies de rendimiento ayudan a analizar el uso de oetker.es para que podamos medir y mejorar continuamente la calidad de la web.
Necesarias y de rendimiento
Las cookies de Márketing y terceros nos ayudan a mosrar contenido personalizado de oetker.es en otras plataformas.

Evitación de la destrucción de alimentos

Calidad también significa para Dr. Oetker una gestión ética de los alimentos. Como empresa del sector alimentario con sentido de la responsabilidad, Dr. Oetker comparte la crítica pública al despilfarro de alimentos y ha adoptado las medidas pertinentes para evitarlo.

Medidas para frenar la destrucción de alimentos

El hecho de que, sobre todo en los países industrializados occidentales, se tiren alimentos a la basura (a veces incluso dentro de su envase original) impulsa ya desde hace años a Dr. Oetker a tratar este tema con sensibilidad.

Dr. Oetker se esfuerza en aprovechar todas las materias primas en la medida de lo posible, para evitar residuos. Ello requiere una estrecha colaboración entre las áreas de Compras, Planificación de la producción y Planificación de ventas.

Dr. Oetker organiza el transporte de modo que las mercancías fabricadas se entreguen al comercio en estado impecable. Si la mercancía en algún caso no se ajusta a las elevadas exigencias de calidad, se estudia un aprovechamiento alternativo de la misma.

Mediante una buena organización y logística durante todo el proceso de producción, se pueden evitar en la mayoría de los casos los residuos, los rechazos por calidad defectuosa y la sobreproducción, reduciendo así al máximo posible la destrucción de alimentos.