Aviso de Cookies

Este sitio web deposita cookies propias y de terceros en los dispositivos para que el sitio web funcione mejor y para ayudarnos a nosotros y a nuestros socios a comprender cómo usa nuestra página mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. El uso adicional de este sitio (haciendo clic, navegando, desplazándose) o la eliminación de esta nota de cookie se considera consentimiento para la aplicación y el uso de cookies. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, clique aquí  visite nuestra política de privacidadcookies.

Cookies necesarias
Estas cookies son necesarias para el funcionamiento básico de oetker.es.
Necesarias y de rendimiento
Las cookies de rendimiento ayudan a analizar el uso de oetker.es para que podamos medir y mejorar continuamente la calidad de la web.
Necesarias y de rendimiento
Las cookies de Márketing y terceros nos ayudan a mosrar contenido personalizado de oetker.es en otras plataformas.

Mermelada de mango

¿Has probado la mermelada de mango? Casi seguro que no, pero lo cierto es que es tan deliciosa como difícil de encontrar y comprar. ¡Descubrirás que Gelfix reduce el tiempo de cocción de 1 hora a 3 minutos!

4 - 5 unidades de

Nivel fácil 35 Minutos

Ingredientes

Ingredientes

Para la receta Mermelada de mango

1000 g puré de fruta de mango
60 ml zumo de limón
500 g azúcar
2 cucharaditas de piel de lima rallada
1 sobre de Gelfix Dr. Oetker

Preparación

Preparación

1

Antes de empezar

Pelar el mango, quitar el hueso y cortarlo en daditos. • Introducir el mango troceado y el zumo de limón en una cazuela y llevar a ebullición. Bajar el fuego, tapar y dejar cocer lentamente unos 10 minutos.

2

Cocción de la mermelada

Añadir el azúcar y el Gelfix y cocinar sin dejar de remover durante 3 minutos hasta que tenga la consistencia adecuada. • Apagar el fuego, añadir la ralladura de piel de lima y remover bien. • Antes de verter la mermelada en tarros, hacer una prueba de textura. Verter un poco de mermelada sobre un plato frío y hacer una línea con un dedo. Si la mermelada está demasiado líquida, cocer un poco más.

3

Verter en tarros

Retirar la olla del fuego y quitar la espuma de la superficie con una cuchara. • Verter la mermelada en los tarros previamente esterilizados. Rellenar los tarros hasta arriba, cerrarlos bien y dejarlos boca abajo durante 5 minutos para conseguir cerrarlos al vacío.