Aviso de Cookies

Este sitio web deposita cookies propias y de terceros en los dispositivos para que el sitio web funcione mejor y para ayudarnos a nosotros y a nuestros socios a comprender cómo usa nuestra página para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. El uso adicional de este sitio (haciendo clic, navegando, desplazándose) o la eliminación de esta nota de cookie se considera consentimiento para la aplicación y el uso de cookies. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, clique aquí

Cookies necesarias
Estas cookies son necesarias para el funcionamiento básico de oetker.es.
Necesarias y de rendimiento
Las cookies de rendimiento ayudan a analizar el uso de oetker.es para que podamos medir y mejorar continuamente la calidad de la web.
Necesarias, de rendimiento y de Márketing y terceros
Las cookies de Márketing y terceros nos ayudan a mosrar contenido personalizado de oetker.es en otras plataformas.
Aviso de Cookies

Este sitio web deposita cookies propias y de terceros en los dispositivos para que el sitio web funcione mejor y para ayudarnos a nosotros y a nuestros socios a comprender cómo usa nuestra página para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. El uso adicional de este sitio (haciendo clic, navegando, desplazándose) o la eliminación de esta nota de cookie se considera consentimiento para la aplicación y el uso de cookies. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, clique aquí

Cookies necesarias
Estas cookies son necesarias para el funcionamiento básico de oetker.es.
Necesarias y de rendimiento
Las cookies de rendimiento ayudan a analizar el uso de oetker.es para que podamos medir y mejorar continuamente la calidad de la web.
Necesarias, de rendimiento y de Márketing y terceros
Las cookies de Márketing y terceros nos ayudan a mosrar contenido personalizado de oetker.es en otras plataformas.

Conoce todo sobre el Cacao en polvo Dr.Oetker

Las predilectas de la repostería son siempre las recetas con chocolate. Bizcochos, brownies, galletas, plum cakes.... pero ¿sabías que muchas de ellas se elaboran con cacao en polvo en vez de chocolate? El cacao Dr. Oetker es un producto perfecto para cocinar cualquiera de estas recetas. 

En este argumentario encontrarás toda la información necesaria sobre este cacao, trucos para utilizarlo, cómo evitar los errores más comunes y un montón de recetas donde usarlo.  

¿Qué es el cacao alcalinizado?

El cacao alcalinizado, también llamado “Dutch Processed” es un cacao procesado con fin de dar al producto un color más oscuro y un sabor menos ácido y más delicado. Para ello, se somete a un proceso de alcalinización. 

Proceso de alcalinizado

Se lleva a cabo durante el procesamiento de los granos del cacao. Estos se mezclan con agua en la que se ha disuelto un alcaloide, normalmente carbonato de potasio o carbonato de sodio. Después el cacao termina de procesarse de la forma común.

Origen                    

La patente fue ideada por un químico holandés, de ahí su nombre. El invento supuso un avance importante en la modernización de la producción del chocolate.

¿Por qué se alcaliniza?

Durante el proceso de alcalinizado se reduce la acidez del cacao y se modifica su pH, obteniendo un resultado mucho más suave, un incremento de la solubilidad y mejora el color.

Diferencias entre el cacao desgrasado en polvo y el cacao alcalinizado

  • Diferencias de color, sabor y textura.
    El cacao alcalinizado contiene más materia grasa que el natural. Por este motivo, las recetas con cacao alcalinizado darán un resultado más húmedo y jugoso, de sabor mucho más suave y de color más oscuro. 
  • Por qué el cacao alcalinizado es mejor para repostería.
    El cacao alcalinizado es el que mejor se adapta a las necesidades de las recetas de repostería. Formulado especialmente para que de los mejores resultados, es el cacao ideal para hornear, sin azúcares añadidos, dando a las elaboraciones un sabor suave pero intenso a chocolate, de baja acidez, color intenso y textura jugosa. 
    El cacao natural, sin embargo, da como resultado masas más secas (por falta de materia grasa) y de un color menos oscuro, más rojizo, y un sabor más ácido.
  • Diferencias químicas.
    El cacao alcalinizado tiene una diferencia química esencial con el natural: al neutralizar los ácidos durante el procesamiento el leudante que debemos utilizar en masas de repostería es la levadura química, en vez del bicarbonato. ¿Por qué? El bicarbonato reacciona en contacto con un ácido, por eso lo utilizamos en recetas que contienen algún ingrediente ácido. El cacao natural, al tener ácido, reaccionaría con el bicarbonato, sin embargo, el cacao alcalinizado, no. Por eso se utiliza la levadura química, que en su composición contiene bicarbonato y un ácido con el que reaccionar. 

     

 

Errores comunes al utilizar el cacao alcalinizado

  • No utilizar la cantidad correcta: como en todas las recetas de repostería es importantísimo medir las cantidades de cada ingrediente. Pasarnos con los gramos de cacao puede dar como resultado magdalenas-meteorito o bizcochos-ladrillo. Hazte con una báscula y pesa bien todos tus ingredientes antes de empezar, ¡así no tendrás ninguna sorpresa!

  • No tamizar el cacao cuando se incorpora a una masa: es muy común que, al cocinar una receta con cacao en polvo, queden grumos de cacao en la masa. Para evitarlo utiliza un tamiz o colador fino para que el cacao se separe.  

  • No mezclar correctamente: muchas recetas fallan por mezclar mal los ingredientes. Cuando hacemos una con cacao, es fácil que no se incorpore correctamente a la mezcla y algunas partes queden más chocolateadas que otras. Para que ningún comensal se pelee por el mejor trozo del pastel, te recomendamos mezclar el cacao tamizado con la harina de la receta y combinar con el resto de los ingredientes añadiendo en varias tandas la mezcla y removiendo con unas varillas o una espátula. 

  • Sustituir en una receta chocolate por cacao y viceversa: ¿cuántas veces hemos cambiado un ingrediente de la receta que no teníamos en casa por otro, pensando que no se notará nada, y el resultado final tiene de todo, menos parecido al de la foto? Con el cacao y el chocolate, suele pasar esto. Se puede pensar, que añadir chocolate en vez de cacao a una receta, es una buena idea. Pero, aunque el cacao es el ingrediente principal del chocolate, no es el único. Además, tiene manteca de cacao, azúcar y a veces incluso leche, que afectan mucho a la textura, sabor y cocción de la masa. En resumen, mantente fiel a la receta, sobre todo, si se trata de repostería. 

  • Intercambiar cacao natural por cacao alcalinizado en las recetas y viceversa: hemos visto que el cacao alcalinizado, al haberle retirado el ácido, no reacciona con el bicarbonato. Las recetas formuladas con Cacao Natural (u otro ingrediente ácido como leche o yogur) llevarán bicarbonato como agente leudante, ya que son ingredientes ácidos que reaccionan con el bicarbonato. Por lo tanto, no se puede reemplazar uno por otro.

Igualmente, el resultado final será alterado, ya que el cacao alcalinizado afecta de forma distinta a la textura, sabor y color de las masas.

¿Cómo utilizo correctamente el cacao alcalinizado?

  • Usos: Para elaborar masas de bizcochos, magdalenas, combinar con levadura química, no con bicarbonato: cuando te encuentres delante de una receta de repostería que lleve cacao en polvo es normal que te preguntes, ¿qué cacao debo utilizar? Si la receta lleva bicarbonato, utiliza Cacao Natural, y si lleva levadura química, Cacao Alcalinizado. Por ello, la levadura química Baking Powder es el aliado perfecto de El Cacao en polvo alcalinizado Dr. Oetker. 

  • Conservación correcta: el cacao alcalinizado Dr. Oetker es un producto que debe conservarse en un lugar seco. Nunca debe guardarse en la nevera ni cerca de fuentes de calor. En caso de que el recipiente original sufriera alguna rotura, guarda el cacao en un bote hermético.